BLOG

Marketing

10 maneras de sofocar las llamas del síndrome de "burnout" que acecha a los creativos

Los bloqueos creativos emergidos del síndrome de "burnout" pueden ser enfrentados si nos colgamos del brazo de algunas de estas estrategias.

 

El temido síndrome de “burnout” tiene la mala costumbre de aflorar en los momentos más inoportunos: cuando las ideas están más necesitadas de echar brotes verdes y no pueden permitirse el lujo de quedar empantanadas sine die.

 

Los bloqueos creativos emanados del síndrome de “burnout” son prácticamente inevitables, pero hay unas cuantas maneras de combatirlos y hacerles morder el polvo. A continuación, de la mano de Fast Company, recopilamos algunos trucos que resultarán de suma utilidad a los creativos a la hora de mantener a raya el síndrome de “burnout”:

 

1. Planifica con antelación altos en el camino en su calendario anual

 

El frenesí se apodera muy a menudo de los profesionales de la creatividad, en particular de aquellos que trabajan de manera independiente y que más necesitan planificar todo hasta el mínimo detalle para evitar caer en las garras del síndrome de “burnout”.

 

2. Aborda el proyecto que tienes entre manos como si fuera un trabajo de fulltime.

 

Para quienes no son rehenes de ninguna oficina en el ejercicio de su trabajo perder el tiempo es una tentación de la que resulta muy a menudo casi imposible sustraerse. Y que puede ser convenientemente atenazada si los creativos se atienen a un horario más o menos marcado.

 

3. Encuentra una actividad que nada tenga que ver con su trabajo para liberar su creatividad

 

Cuando la creatividad vuelca todas sus fuerzas en una actividad muy concreta corres el peligro de estancarte. De ahí la importancia de que los creativos se tomen la molestia de diversificar la creatividad que hay alojada en sus entrañas.

 

4. Tómate un día libre

 

El trabajo de las personas que se desenvuelven profesionalmente en la arena de la creatividad puede ser sumamente apasionante, pero no tanto como para no necesitar desconectar de vez y cuando para ir al cine, al teatro, al museo o practicar cualquier otra actividad ajena al trabajo.

 

5. Haz que tu trabajo brote a chorros

 

Hay quienes que como mejor ponen a prueba la elasticidad de su propia creatividad es trabajando al máximo durante breves e intensos periodos de tiempo y descansando a continuación.

 

6. Prueba decir “no”

 

Aprender a decir “no” es vital para no forzar en exceso la máquina de la creatividad y evitar que las ideas se nos escapen entre los dedos.

 

7. No trates tu trabajo como algo de lo que necesita escapar

 

Cuando los creativos aprenden a amar su trabajo y no lo perciben como un castigo del que es mejor escapar lo antes posible, tienen bastante menos probabilidades de ser víctimas del síndrome de “burnout”.

 

8. Trabaja en múltiples cosas a la vez

 

Algunos creativos juegan a despistar al síndrome de “burnout” embarcándose en varios proyectos simultáneamente para evitar arrojarse en los brazos de la rutina y el aburrimiento.

 

9. Sé lo más honesto posible a la hora de “regalarte” descansos

 

La creatividad necesita reposar de vez en cuando para recobrar el aliento y seguir conquistando nuevas cimas.

 

19. Sé sincero contigo mismo

 

A la creatividad hay que alimentarla y para procurar que no le falte ningún nutriente debemos ser sinceros con nosotros mismos y hacer pequeñas cosas como irnos temprano a la cama o ingerir alimentos saludables para lograr que las ideas estén siempre en buena forma.

© 2019, Zurhtec

Search